viernes, 28 de enero de 2011

LA DIABETES ES CURABLE, SEGÚN UN BRUJO MEXICANO



Chamanes mexicanos pretenden internacionalizar la medicina tradicional de este país, como lo hicieron los chinos con la acupuntura. Prácticamente quieren que en otras partes del planeta se curen como lo hacían los aztecas, los olmecas, los mayas y los incas (Perú) a través de métodos herbolarios.

Son infinidad de técnicas las que ellos ocupan para curar y obtener sus medicinas. Para dar un ejemplo de eso, el chamán Lauro Hinostroza mencionó que el paracetamol lo obtienen de los sauces, mientras que los antibióticos los adquieren de los hongos que crecen en los excrementos de las vacas.

Este miércoles se llevó a cabo un encuentro de chamanes en la ciudad de Puebla, en donde participaron curanderos de varias partes de México, así como de otras regiones de Centro y Sudamérica, principalmente de Perú y Colombia.

En esa reunión intercambiaron conocimientos sobre las técnicas curativas. Así también propusieron que sus métodos sean dados a conocer en todo el mundo, como los asiáticos y los hindúes lo hicieron con la medicina alternativa; un ejemplo de eso es la acupuntura.

En ese sentido, comentó, esta sería otra opción para que las personas encuentren la cura a su padecimiento.

Para ello, Lauro Hinostroza García, considerado uno de los mejores curanderos de Perú y de la cultura inca, señaló que sería muy favorable que las autoridades de cada país apoyen económicamente para impulsar este proyecto, porque actualmente la medicina tradicional sólo se practica en las comunidades indígenas.

Incluso, dijo, se podrían elaborar miles de medicinas con recursos herbolarios que ayudarían a curar varias enfermedades, las cuales se podrían comercializar de manera industrial.

Sobre el origen de estas técnicas, Hinostroza García mencionó que la medicina tradicional la desarrollaban, sobre todo, culturas prehispánicas como la Maya, la Azteca y la Inca, las cuales adquirieron algunas técnicas de la antigua Chamanería practicada desde la época cuaternaria (hace un millón de años).

Señaló que a lo largo de los siglos se ha logrado preservar este sistema curativo, gracias a que los abuelos enseñan los métodos a las nuevas generaciones. "Para aprender a curar no hay un plazo específico, porque nunca se acaba de aprender", señaló.

LA CHAMANERÍA LA HAN DESVIRTUADO LOS CHARLATANES, NO ES MAGIA, NI BRUJERÍA

Para precisar el concepto de Chamanería, Lauro Hinostroza afirmó que este es sólo un método curativo que no tiene nada que ver con la brujería o con la magia. Dijo que en este sistema se aplica también la danza y los cantos, además de la medicina.

Por lo anterior comentó que uno de los mayores problemas por el que se ha desvirtuado este método curativo se debe a la presencia de charlatanes. Porque aunque si bien hay gente en las ciudades que saben curar a través de la medicina tradicional, también hay personas que engañan a la gente; estos son fáciles de identificar, dijo, porque básicamente son aquellos que se anuncian en radio y televisión.

Un verdadero chamán, señaló, es aquel que a través de la energía espiritual logra entrar al cuerpo de su paciente para diagnosticarle algún padecimiento. Para ello, comentó, hay que echar mano de algunos recursos herbolarios, como lo es el peyote, los hongos o la hoja de coca -esta última producida en Colombia-.

"El chamán sabe manejar el estado de trance para entrar al cuerpo de las personas, y esto sólo se logra con sustancias como el peyote", remarcó.

EL CÁNCER Y LA DIABETES SON CURABLES

Santiago Ortela Sarmiento, curandero de la región de Veracruz y practicante de la medicina tradicional olmeca afirmó que las enfermedades no nacen, sino que se hacen.

Además dijo que la enfermedad es diferente en cada persona, por lo que dependiendo del padecimiento diagnosticado a una persona es como los chamanes elaboran una medicina especial.

Por lo anterior, Ortela Sarmiento afirmó que padecimientos como el cáncer y la diabetes son curables, siempre y cuando la gente se someta a dietas y a un estricto control médico. "Aunque la medicina convencional (industrial) diga que no, para la medicina tradicional si hay soluciones".

Por su parte resaltó que un curandero de medicina tradicional es aquel que usa cuerpo, mente y espíritu para atender a sus pacientes.

"A veces, con sólo utilizar el sentido de la vista es posible detectar qué es lo que tiene una persona. Para curar se emplean varias técnicas, desde una tronada hasta algunos baños, todo esto para depurar el mal", señaló.

Así también comentó que la medicina no es una ciencia, sino un arte que se desarrolla a través del conocimiento. Es decir, que el chamán o el curandero conozca los beneficios de los recursos herbolarios para poder aplicarlos a sus pacientes.

"La enfermedad no se presenta de la misma forma en los seres humanos y en la sociedad", señaló Lauro Hinostroza.

Finalmente, este chamán de Perú afirmó que aún cuando muchos han satanizado la utilización de algunos recursos, como lo es la hoja de coca, o el peyote, el hecho es que estos representan -para algunas comunidades indígenas- la solución a sus enfermedades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada