miércoles, 24 de agosto de 2011

DISFUNCIÓN SEXUAL DE DIABÉTICOS



COMO AFECTA LA DIABETES AL SEXO

La diabetes pude cambiar todos los aspectos de su vida, incluida su vida sexual. Aunque discutir este aspecto pueda resultar embarazoso para algunas personas, el sexo en una parte natural de la vida, y su médico le puede ofrecer información que le puede ayudar a mantener una vida sexual satisfactoria.
Actividad sexual y diabetes

La gente que toma insulina necesita considerar y planificar los efectos de la actividad sexual sobre su condición general, especialmente en el bajón de azúcar que se puede producir después del sexo. Les aconsejamos las siguientes medidas para prevenir esta reacción.

* Compruebe su nivel de azúcar antes de iniciar el sexo. Por muy fastidioso que pueda parecer, es preferible a tener que tratar un bajón de azúcar después.
* Coma algo justo antes o inmediatamente después del sexo activo, de la misma forma que lo hace con el ejercicio físico.
* Considere tomar un tentempié antes de acostarse
* Aquellos que utilicen una bomba de insulina posiblemente querrán desconectarla durante el acto sexual para evitar una reacción al bajón de azúcar. La duración del tiempo que la bomba puede estar desconectada sin inyecciones dependerá de su nivel de actividad durante el tiempo de desconexión.

Asuntos sexuales generales

Recuerde que mucha gente, tanto hombres como mujeres, experimentan problemas sexuales de vez en cuando, tengan diabetes o no. Aunque frecuentemente la gente es reticente a discutir estos problemas con profesionales médicos, puede estar seguro de que su médico está acostumbrado a escuchar los problemas sexuales de la gente. Una vez haya dado el paso de revelar sus problemas, su médico en muchos casos podrá ofrecerle consejos o tratamientos para resolverlos.

Muchos problemas sexuales tienen causas físicas, algunos pueden estar relacionados con la medicación utilizada para tratar esos problemas, y a veces los problemas sexuales tienen causas psicológicas. Es importante compartir las preocupaciones que pueda tener en asuntos sexuales con su médico, o con alguna otra persona de su equipo médico, para que se pueden determinar las causas y tratar los problemas.
Preocupaciones femeninas

En mujeres el control de diabetes puede ser afectado por el CYCLO MENSTRUAL y la toma de ANTICONCEPTIVOS. Todas las decisiones al respecto deben considerar la diabetes, y se deben considerar condiciones relacionadas al EMBARAZO y la MENOPAUSIA.

Cuando los niveles de glucosa permanecen altos a lo largo de periodos extendidos, los nervios o la circulación de la sangre a los órganos sexuales pueden quedar afectados, lo cual puede interferir con su función sexual. Su especialista médico le puede sugerir algunas técnicas para evitar estos problemas.

Algunas mujeres diabéticas sufren un control de la vejiga deficiente, o de una vejiga neurogénica. Para prevenir problemas de esta condición es aconsejable que estas personas vacíen la vejiga antes y después del sexo. (Esto también ayudará a prevenir infecciones de la vejiga.)
Preocupaciones masculinas

La mayor preocupación de los hombres diabéticos es la IMPOTENCIA, o el manejo de los niveles de ansiedad relacionados a esta posibilidad.

Preocupaciones sexuales de hombres diabéticos

La impotencia frecuentemente es tema de chistes, pero a la medida que los hombres envejecen (y para mucho hombres diabéticos) la impotencia no hace ninguna gracia. Es un problema que principalmente aflige a hombres de cincuenta años en adelante, y los hombres dabéticos tienen un riesgo mayor. De hecho, el 50 o 60 por ciento de hombres diabéticos mayores de cincuenta años padecen algún grado de impotencia. (Impotencia es la incapacidad frecuente, no ocasional, de conseguir o mantener la erección).

La impotencia puede tener causas psicológicas y fisiológicas. La impotencia de base psícica suele empezar de forma repentina, mientras que la impotencia con base fisiológica empieza de forma gradual, con un pene menos erecto y erecciones menos frecuentes, y se va haciendo peor hasta que el hombre es capaz de mantener una erección. En los hombres diabéticos las cuasas suelen estar relacionadas con problemas de nervios y vasos sanguíneos. Por ejemplo, si los defectos de los vasos sanguíneos impiden que la sangre fluya al pene, no podrá causar una erección, o si los nervios fallan al signalizar el pene, el resultado puede ser que no haya erección.

La mejor manera de evitar la impotencia fisiológica para un hombre diabético es mantener un buen control de los niveles de glucosa sanguíneos, no fumar, reducir el consumo de alcohol, y mantener una presión arterial normal. Pero cuando la impotencia se vuelva objeto de preocupación, una conversación franca con su médico puede revelar el orígen del problema.

Antes de que se pueda recomendar un tratamiento para la impotencia es necesario determinar su causa, lo cual requerirá una serie de tests. Como parte de la evaluaciónde su situación debe informar a su médico de los medicamentos que está tomando, incluso aquellos libres de receta médica, porque algunos medicamentos contra males comunes pueden contribuir a la impotencia. Si su medicación le está causando impotencia, el médico posiblemente pueda cambiar o ajustar la receta. En cualquier caso, nunca deberá cesar de tomar medicamentos que les han sido recetados sin consultarlo con su médico. Fumar y beber alcohol también puede contribuir a la impotencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada